Deepfake: Deep yes.

El Deepfake es la tecnología que, usando Machine Learning, es capaz hoy de ponerle a cualquier video, otra cara. El año pasado pasó al mainstream con el video sensación: Jim Carey suplantando la cara de Jack Nicholson en el clásico El Resplandor. Una locura:

El tema es que, de no ser por estas pruebas impresionantes y uno que otro video de políticos diciendo cosas que claramente no pudieron decir (pero lo hacen; el Deep Fake, como su nombre indica, puede llegar a ser increíblemente real), la tecnología sorprendía por su alcance… Hasta que hoy sale esto. Y, creo yo, lo cambia todo:

Y es que se ha teorizado tanto de los «actores IA» (sorry pero la princesa Leia en 3D sigue pareciéndome una porquería), y la capacidad cada vez más cercana de ver «estrenos» con Charlie Chaplin o actores icónicos muertos hace décadas… Pero ayer aparece esto, y claro que tiene mucho más sentido. Ghost Actors. Actores que, como los hombres en spandex verdes, sean capaces de prestar su cuerpo y actuación a otros actores. Actores recordados. O, como en este caso alucinante, actores anatómicamente parecidos al protagonista.. pero 30 años más joven.

Alucinante. Y de seguro que comienza un debate potente. Porque, no sé tu… pero yo prefieriría mil veces ver a «Harrison Ford joven» en una precuela de Indiana Jones o, tal cual, Solo.

O sea, wow. Estoy dispuesto a ver Solo de nuevo, si ahora e Harrison Ford quien actúa en ella.

El poder de la tecnología.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s