Deepfake: Deep yes.

El Deepfake es la tecnología que, usando Machine Learning, es capaz hoy de ponerle a cualquier video, otra cara. El año pasado pasó al mainstream con el video sensación: Jim Carey suplantando la cara de Jack Nicholson en el clásico El Resplandor. Una locura:

El tema es que, de no ser por estas pruebas impresionantes y uno que otro video de políticos diciendo cosas que claramente no pudieron decir (pero lo hacen; el Deep Fake, como su nombre indica, puede llegar a ser increíblemente real), la tecnología sorprendía por su alcance… Hasta que hoy sale esto. Y, creo yo, lo cambia todo:

Y es que se ha teorizado tanto de los «actores IA» (sorry pero la princesa Leia en 3D sigue pareciéndome una porquería), y la capacidad cada vez más cercana de ver «estrenos» con Charlie Chaplin o actores icónicos muertos hace décadas… Pero ayer aparece esto, y claro que tiene mucho más sentido. Ghost Actors. Actores que, como los hombres en spandex verdes, sean capaces de prestar su cuerpo y actuación a otros actores. Actores recordados. O, como en este caso alucinante, actores anatómicamente parecidos al protagonista.. pero 30 años más joven.

Alucinante. Y de seguro que comienza un debate potente. Porque, no sé tu… pero yo prefieriría mil veces ver a «Harrison Ford joven» en una precuela de Indiana Jones o, tal cual, Solo.

O sea, wow. Estoy dispuesto a ver Solo de nuevo, si ahora e Harrison Ford quien actúa en ella.

El poder de la tecnología.

El futuro de la computación 3

Antes me reía de los que veían unboxings de productos de tecnología. Hoy, es mi placer culpable. Me compré el Samsung Tab S6 hace varios meses, y ahora que salió el S7 (muerde el polvo, iPad), igual lo miro de reojo…

Pero anoche salió por fin el precio y fecha de un gadget que estaba esperando hace muchisimo rato. Y que no veo la hora de probar:

Me encanta la tecnología; y me obsesiona la evolución de nuestros tablets, celulares, relojes, computadores. En una epoca en la que ya pasamos el beta de 4 meses y, sí, se puede trabajar sin oficina. Sin tacos. Sin mucho mas que, justamente, tus gadgets.

$1,300 dólares y llega a mediados de Septiembre. Bueno ya.

Por eso me pregunto si este aparato nuevo, este «tablet / Xbox / celular / mini computador», nos acerca más aún a la oficina virtual perfecta. Se ve increible. No tiene la pantallita plisable de plastico (no, Samsung, un cristal de ese grosor, no es un cristal); sino que dos pantallas que interactuan entre si. Con giro de 360 grados… y se ve bastante digno para trabajar. Pero me obsesiona el tema. Mi Mac desde que lo compré tiene un problema grave de batería (hice todo lo que el Genius me dijo; nada);y no he podido encontrar 3 dias de corrido para llevarlo y quedarme sin forma de trabajar. No me atrevo a armar presentaciones ni a cambiarlas siquiera, con mi tablet.

Es este el futuro de la computación, por fin? En septiembre lo veremos.

Sácate el megáfono y ponte la máscara.

Un cambio global. Un freeze total. Y un balde de agua fría versión reality check a todas esas marcas cuyo «propósito» se les deshizo entre estornudos y puertas cerradas. Dejando al descubierto que, si solo me quieres vender algo, hablemos en el segundo semestre.

Les suena?

Mientras tanto, las verdaderas lovemarks (concepto gringo, strike one), esas con propósitos reales y altruistas, ven como su esfuerzo reditúa como nunca antes. Wom, la unica marca que pudo seguir hablando incluso con más fuerza que antes desde el 18 de Octubre, ve como el estallido social no es otra cosa que su propósito llevado a la calle. David contra Goliat. Que no te sigan cagando. Mientras los otros pseudo propositos de juntos somos mas, conectemonos o la actitud rockera, quedaron silenciados bajo amenaza de ser aprovechadores.

Corte a la lata chilena (y reciclada del 18) de Becker.

Corte a esto:

…La prueba absoluta de que la retórica también es un perfil de riesgo mortal durante el Covid19.

Logos separados. Retuécanos retóricos. Textos que pasan por delante de nuestras narices con un dejo a oxidado e irrelevante. A para de venderme y empieza a hacer cosas con sentido. Y no, no con sentido «salvemos a las ballenas». Que lo que vendes, que lo que dices y lo que yo quiero y necesito, se encuentren en la mitad.

Lo he comentado varias veces. Yo tuve suerte. Mucha suerte. Cuando tipo 2007 me encomendaron hacerme cargo de convertir la agencia de Marketing directo de McCann Worldgroup, en la agencia digital y de innovación, llegué a un lugar con el 1 a 1 clarísimo. De cartones y cartas y variables… pero con una teoría super relevante respecto a cómo hablar sin gritar. Por debajo de una puerta. Por teléfono. Y entender esa comunicacion mas al oído que con megafono, me hizo entender lo que significa realmente comunicar de manera relevante en la era digital. Sin textos flamboyantes ni gadgets ingeniosos.

Con sentido. Con propósito. Con algo digno que contar.

Hoy el mundo entero tiene una mascara encima. No hay forma de usar un megáfono. Las figuras reoricas nos rebotan mientras la vida y la familia vuelven a estar por sobre todo. Y muchos se preguntan cuando volveremos a la normalidad…

Pero yo creo que parte de la nueva normalidad, ya es un poquito de esto.

Hay dos conceptos que me descomponen: el Storytelling y el Storydoing. El primero, porque obviamente cualquier marca tiene que tener una narrativa. Un algo que contar. El segundo, más perogruyo aún, dice que las marcas deben hacer lo que dicen. Duh. No me diga.

Ah. Y strike 2 y 3 de conceptos gringos.

¿Qué es entonces la creatividad hoy? ¿Qué es la publicidad, o el marketing, post Corona Virus?

Creo que tiene mucho de eso. De bajar los decibeles y entenderte. No te puedo engrupir que no te conozco lo suficiente como para hablarte al oìdo, si nos llevamos llenando la boca con el Big Data desde el 2012. Y sí. Deberia conocerte. Y como deberia conocerte, debería hablarte solo a ti. Porque te hace sentido mi producto. Pero, por sobre todo, porque mi producto destaca contra el resto de papas iguales, pañales iguales y leches sin lactosa iguales… porque te hago sentido.

Porque soy capaz de responder tu «Y a mi qué».

Se acaba la retorica pelutoda. Aleluya. Pero eso no quita que no necesitamos más creatividad. Más ideas. Más innovación. Al contrario. Con un mundo que no compra más el bushshit (ufa, strike 4?), la «Data» (strike 5:Datos, gente. Datos)… es solo un lindo excel en attachment.

Data. Driven. Crativity. Creatividad como la ultima capa, la ultima milla, para marcas que te conocen. Que saben que es viernes y pagaron. Que son las 4 am y estas con insomnio en youtube. Que comenzaste una relación o que hace 3 años que no cambias tus anteojos.

La nueva publicidad no «publicita». La nueva publicidad se llama marketing agnostico. Integrado. Con datos vivos y chispeantes que conviertes en conversaciones relevantes. Alegres. Ingeniosas.

Para que, cuando todos nos saquemos las mascaras… hayamos aprendido a conversar a apenas unos centimetros de distancia.

Pd: En mi podcast, pueden escuchar en el capítulo 13 un poco más sobre este tema, y la post-publicidad. Link acá.

«Her», Walter Mitty e inspiraciones varias

Si en el mundo virtual las cosas juntaran polvo, este blog estaría con una costra de tierra seca y dura.

So sorry por la dejación… pero es impresionante como las Redes Sociales (particularmente Instagram y Facebook) absorben esas ganas locas de decir algo, y te lo convierten en cómodas cuotas de pulsaciones de «estás vivo».
Pero sin la capacidad exquisita de un blog. Donde puedes pensar. Desahogarte -hasta cierto punto, según mi experiencia en todos estos años-. Así que me estoy (re)obligando a escribir como forma de meditación, entretención y, jodelines, para ejercitar el músculo redactoril.

Así que volví. Hoy al menos. Y quería comentarles sobre un par de cosas que he estado devorando en estos días:

her.jpg
La primera, «Her». De Spike Jonze.
Una peliculaza. Por su historia, su tono cálido y tranquilo de película de domingo… y su impresionante y detallista mirada de un futuro que, según este artículo (traducido con Google, pero que pueden leer en su original en el link también) y mi observación propia, podría ser efectivamente lo que «Minority Report» fue para inicios del 2000 en términos de «¿Qué se viene ahora?
No olvidemos que, de una u otra forma, «Minority Report» fue el padre del iPhone.

¿De qué se hará cargo «Her»?

Cuando vi Her, pensé que era la mejor película que he visto en los últimos 12 meses…
Hasta que me topé con esta: La Vida Secreta de Walter Mitty.

1180839_walter-mitty-1.jpg

Si Her es el «Minority Report» del 2014, Walter Mitty es la nueva Forrest Gump. Una película de esas que paran los pelos; con una premisa increíble: Un tipo gris y aburrido que trabaja en la revista «LIFE»… Y que sueña despierto todo el tiempo… Hasta que la misma vida lo obliga a dejar de soñar, y empezar a vivir de verdad.
No les cuento más. Veanla.
Además, la música está increíble.


Y para terminar este estiramiento y «vuelta a la vida» de mi blog, otra película digna de ver este verano -si es que no la vieron, porque es fácilmente googleable: About Time.
Esta vez, no les cuento nada: sólo vean el trailer. Eso sí, advertencia: no es un peliculón; sino más bien una muy buena «Chick flick» para ver con tu mina en una tarde de verano a pata pelada.


#Eso.
Conversemos en mi twitter, revisen mis posteos en mi viejo y fiel Blogger y WordPress… ¡y no leemos muy pronto!

Mis imperdibles tecnológicos

Todavía me estoy poniendo al tanto con WordPress (el maldito me borró un tremendo post que estaba escribiendo), así que definitivamente no entra todavía en mi lista.

Pero acá les doy mi Top 10 de «must-haves» versión Febrero 2013. Más de alguno les va a gustar:

FlipBoard y Zite. Porque son revistas para Tablet hechas a tu medida. Unicas como tus gustos: la primera, toma tus redes sociales y sitios favoritos (a esto, niños, se les llama «CSS» o Contenido Sindicado: tu te suscribes a tus sitios, y te llegan via Google Reader cual mail, para leerlos rápido), y los convierte en una revista. Con hojeo y todo. El segundo, es coolhunting de tus contenidos favoritos, y permite sumar más. Osea, hojeas el contenido que te gusta, pinchas tu favorito, lo lees y hasta compartes en tus redes sociales.

Evernote. El moleskine digital: una App para smartphones, tablets y Pcs que suple desde la nube tu falta de memoria: puedes escribir o grabar notas directo desde la App o «mandarle un mail» para que quede guardado. Muy útil cuando ves un link o sitio que quieres revisar con más tiempo, despiertas a las 3 am con una idea o quieres un listado de compras actualizado. Sirve hasta como «Word» simplificado.

Shazam, porque se acabó el «¿Qué canción es esa?» Y desde que me di cuenta que $0,99 es sólo $0,99, el click siguiente me hace dueño de esa canción en iTunes.

Apple TV: Con el nuevo Mac, sin cables ni configuración, «replica» lo que estás viendo en tu compu y lo lanza en rutilante HD a la tele frente a ti. Hasta mutea el Mac para que no te compliques. Genial.

Impresora Inalámbrica: Ni tanto más cara, y mucho más útil: «Papá, imprímeme una foto de…» Ya está saliendo de la impresora, hijo mio. ¿Bonus Track? Imprime desde tu SmartTV las fotos de Facebook y déjalos locos a todos.

Waze: Está bien una ley contra el alcohol y la conducción; pero si bajas la dosis a «nada», definitivamente algún pechoño superpoderoso se hizo el vivo. Por eso Waze es tremenda ayuda: una Red Social de automovilistas que se ayuda entre sí con los tacos, los accidentes y los amigos en su camino. Mientras más lo usan, más inteligente se vuelve. Y hasta reconoce tus viajes de rutina y te da mejores rutas. Son miles de chilenos los que lo usamos y, hasta ahora, sólo buenas experiencias.

iPad: No dije tablet, dije iPad: Y este punto son 3 en uno: Por los Ebooks que los agradece mi espalda (30, 40, 50 libros y comics en una tableta de cristal y acero), y que altiro les digo «prueben y luego critiquen»: el eBook te permite hacerle doble click a una palabra para que, sin estar conectado y usando solo el diccionario interno del iPad, sepas la definición de la palabra. O pasar el dedo por la frase y dejarla marcada; hacer anotaciones y mandar por mail un texto interesante. Hazte eso, papel.
¿Segundo punto? Si viajas mucho, se acabó el «pin-pun: señores pasajeros…» El capitán no te habla más con tu Entretenimiento a Bordo. Cuidado eso sí con el que se echa para atrás cuando vas en Economy, que casi me lo eché más de una vez. ¿De donde bajar películas? Primero, en mp4; segundo, Cuevana (antes de ver la película, copia todo el link desde «=?id» y descarga. TheCinemaOnline -¡Cuevana para ver desde iPad!-  y SeriesYonkis funcionan igual de bien. Y no olvides comprarte audífonos con cancelación de ruido. De nada.

Clear: la App del 2012 por lo simple, y la interfaz copiada por MailBox (ver siguiente punto): Hacer notas y listados nunca fue tan simple e intuitivo. Una maravilla de interfaz. Los macabeos lo encontrarán una genialidad. «Te traje todo lo que me pediste, amorcito».

Mailbox App: se hicieron famosos por su App que en realidad es un «tome un número» digital. Usa la interfaz de Clear y «les da a tus mails el lugar que les corresponde», pudiendo pedirle que te avise de ciertos mails en 1 hora más, cambiar el orden por prioridades o desconectarte por un rato sin urgirte. Vean el demo. Yo estoy a 60,000 personas de tener mi App. Wuhuuu!!

Y ahora, la pregunta de rigor: ¿Qué se me quedó afuera, que realmente cambia tu día y mejora tu vida? Compartid.

Future of Now

Google-glass
Llevo cerca de 13 años trabajando en comunicaciones. Fui un rato locutor mientras hacía mi práctica; escritor en mis ratos de ocio (un cuento publicado; algo es algo) y publicista 24×7 -aunque trate de ser lo más 8×5 posible). Si me leen desde hace rato, sabrán mi proceso mental de Creativo publicitario a Creativo híbrido. Mi decisión de pasar a una agencia más digital; mi regreso a lo boomerang con upgrade a McCann y la parada en la que estoy: Más que publicidad digital, publicidad de la era digital. Por eso, con los ojos en la tecnología, es raro que algo me impresione. Y no lo digo de barsa; simplemente no hay muchos grandes cambios de axioma desde Internet, el Iphone y los tablets. Hemos avanzado a pasitos cortos en redes sociales, los móviles por fin están teniendo su momento -durante 5 años escuché que el próximo era «el año de los móviles»… Y luego sale la Realidad Aumentada. (recordarán cuando lo vi en primera fila en el Ad Tech de San Francisco en el 2008): una tecnología que comienza a perfilarse como el siguiente «boost» tecnológico. Hiperconexión. El término absoluto entre el On y el Off.
He visto prototipos de Audi para ser mecánico sin saber nada, simplemente con reconocimiento de piezas y demos flotantes frente a ti; y ciertamente el video Sight es un tremendo pellizco a ese tekky que todos llevamos dentro… ¿Pero hasta donde vamos a llegar con esa irónica conexión con los que están lejos, mientras estamos más y más lejos de los que están al lado? (Como bien dijo un genio en cierto focus group). Como comunicador no puedo estar más fascinado. Es volver a la era Mad Men. Todo es nuevo. Todo es experimentación… pero no puedo dejar de mirar las rodillas perfectas de mis hijos (el menor recién aprendió a andar en bicicleta hace unos días, ¡y tiene 7 años!); la falta de curiosidad innata a estas generaciones; y para qué decir la profundidad analítica. Con 300 ventanas abiertas (en tu cabeza y en la realidad), el multitasking es un trozo de plumativ en el agua.

 

Cuando chico odiaba las tablas. «Para qué, si tenemos calculadoras». Ahora ese mismo argumento podemos extrapolarlo al conocimiento completo. ¿Para qué saber cuál es la capital de Argelia, si tengo a Siri? ¿Es bueno ser tan dependientes de la tecnología? ¿Es bueno andar con un disco duro externo en tu bolsillo?…

Rimino. Futurología de la experiencia móvil.

Opena. Si eres hombre, la mejor carcaza de iPhone del mundo.

P261

Nada más que decir, excepto esto:
http://www.openacase.com/