Human Connections Media Chile


Lo hemos hablado varias veces en mi Podcast y en este blog: El gran problema de las marcas, de la política y de la gente en general, hoy, es la falta de Empatía. Por eso este nuevo paso en mi carrera me llena de orgullo: ser el flamante CEO para Chile de Human Connections Media. Una boutique de medios con foco en la personas. En el contexto. En estar de manera relevante en la vida e la gente. Una Agencia de Medios fundada en la convicción de que las comunicaciones necesitan hoy más que nunca una perspectiva más humana en cómo conectamos a las marcas con sus audiencias. Un enfoque más empático para nuestro negocio y de nuestro rol en la sociedad.

Por eso, desde esta semana, y paralelo a mi rol de Fundador en RTLN, donde trabajamos Estrategia, Creatividad y Contenido, desde hoy me sumo a esta tremenda marca. Una agencia con mirada de boutique; pero espaldas y herramientas de multilatina. Con presencia en Mexico, Argentina… y ahora Chile. Cerrando un circulo de servicios integrados; con la gente como foco y la empatía como motor.

Sácate el megáfono y ponte la máscara.

Un cambio global. Un freeze total. Y un balde de agua fría versión reality check a todas esas marcas cuyo «propósito» se les deshizo entre estornudos y puertas cerradas. Dejando al descubierto que, si solo me quieres vender algo, hablemos en el segundo semestre.

Les suena?

Mientras tanto, las verdaderas lovemarks (concepto gringo, strike one), esas con propósitos reales y altruistas, ven como su esfuerzo reditúa como nunca antes. Wom, la unica marca que pudo seguir hablando incluso con más fuerza que antes desde el 18 de Octubre, ve como el estallido social no es otra cosa que su propósito llevado a la calle. David contra Goliat. Que no te sigan cagando. Mientras los otros pseudo propositos de juntos somos mas, conectemonos o la actitud rockera, quedaron silenciados bajo amenaza de ser aprovechadores.

Corte a la lata chilena (y reciclada del 18) de Becker.

Corte a esto:

…La prueba absoluta de que la retórica también es un perfil de riesgo mortal durante el Covid19.

Logos separados. Retuécanos retóricos. Textos que pasan por delante de nuestras narices con un dejo a oxidado e irrelevante. A para de venderme y empieza a hacer cosas con sentido. Y no, no con sentido «salvemos a las ballenas». Que lo que vendes, que lo que dices y lo que yo quiero y necesito, se encuentren en la mitad.

Lo he comentado varias veces. Yo tuve suerte. Mucha suerte. Cuando tipo 2007 me encomendaron hacerme cargo de convertir la agencia de Marketing directo de McCann Worldgroup, en la agencia digital y de innovación, llegué a un lugar con el 1 a 1 clarísimo. De cartones y cartas y variables… pero con una teoría super relevante respecto a cómo hablar sin gritar. Por debajo de una puerta. Por teléfono. Y entender esa comunicacion mas al oído que con megafono, me hizo entender lo que significa realmente comunicar de manera relevante en la era digital. Sin textos flamboyantes ni gadgets ingeniosos.

Con sentido. Con propósito. Con algo digno que contar.

Hoy el mundo entero tiene una mascara encima. No hay forma de usar un megáfono. Las figuras reoricas nos rebotan mientras la vida y la familia vuelven a estar por sobre todo. Y muchos se preguntan cuando volveremos a la normalidad…

Pero yo creo que parte de la nueva normalidad, ya es un poquito de esto.

Hay dos conceptos que me descomponen: el Storytelling y el Storydoing. El primero, porque obviamente cualquier marca tiene que tener una narrativa. Un algo que contar. El segundo, más perogruyo aún, dice que las marcas deben hacer lo que dicen. Duh. No me diga.

Ah. Y strike 2 y 3 de conceptos gringos.

¿Qué es entonces la creatividad hoy? ¿Qué es la publicidad, o el marketing, post Corona Virus?

Creo que tiene mucho de eso. De bajar los decibeles y entenderte. No te puedo engrupir que no te conozco lo suficiente como para hablarte al oìdo, si nos llevamos llenando la boca con el Big Data desde el 2012. Y sí. Deberia conocerte. Y como deberia conocerte, debería hablarte solo a ti. Porque te hace sentido mi producto. Pero, por sobre todo, porque mi producto destaca contra el resto de papas iguales, pañales iguales y leches sin lactosa iguales… porque te hago sentido.

Porque soy capaz de responder tu «Y a mi qué».

Se acaba la retorica pelutoda. Aleluya. Pero eso no quita que no necesitamos más creatividad. Más ideas. Más innovación. Al contrario. Con un mundo que no compra más el bushshit (ufa, strike 4?), la «Data» (strike 5:Datos, gente. Datos)… es solo un lindo excel en attachment.

Data. Driven. Crativity. Creatividad como la ultima capa, la ultima milla, para marcas que te conocen. Que saben que es viernes y pagaron. Que son las 4 am y estas con insomnio en youtube. Que comenzaste una relación o que hace 3 años que no cambias tus anteojos.

La nueva publicidad no «publicita». La nueva publicidad se llama marketing agnostico. Integrado. Con datos vivos y chispeantes que conviertes en conversaciones relevantes. Alegres. Ingeniosas.

Para que, cuando todos nos saquemos las mascaras… hayamos aprendido a conversar a apenas unos centimetros de distancia.

Pd: En mi podcast, pueden escuchar en el capítulo 13 un poco más sobre este tema, y la post-publicidad. Link acá.

Social by design

No me voy a seguir excusando por lo poco que estoy escribiendo en mi blog. Para qué; si está claro que mi cabeza anda a mil. Estar a cargo del cambio cultural de la agencia más grande de Chile es como para pedir que el mundo gire un poquito más lento para tener más horas en el día.
Lo que sí he hecho bastante, por lógica, es enfocarme en este cambio cultural. Como viene el mundo y hacia donde las marcas y las agencias deben apuntar. He estado dando charlas en Lima, yendo a Workshops en MedellínŠ y hay una palabra que me está encantando cada vez más: «Social by design«

Social, por diseño. O, como decía Steve Jobs, «Diseño no es como las cosas se ven. Diseño, es cómo las cosas funcionan».
Es difícil cambiar la forma de trabajo a un creativo que lleva 20 años en el rubro. Hacerle ver que ahora la gente es un canal más. Y que nuestra oportunidad no está solo en hacer una pieza genial, sino una pieza genial que te haga a TI hacer algo genial también. «Social by design».Hecho para que tú lo compartas. Lo vivas. Lo hagas tuyo.

Seguramente ya vieron el ultimo trabajo que hicimos para Coca-Cola, «El Taxi del Movimiento». Un experimento que ya lleva más de 1.4 millones de visitas, y que habla de ese nuevo rol de los publicistas: Crear productos, interacciones… Experiencias, que vayan más allá de la retórica.

Pensar desde la otra vereda. Desde la gente, no desde la marca.
Diseñado desde lo social. Diseñado desde lo que le importa a la gente.

Y es que, finalmente, la tecnología no es la solución. Es simplemente el papel sobre el que vas a dibujar.

Beauty -and geniality- inside.

Cuando me pasé al lado más «digital» de la publicidad, no lo hice porque me haya dejado de gustar hacer comerciales, los jingles ó los avisos. Tampoco porque ya no fuera bueno haciéndolo o me haya “cansado de la publicidad”. Simplemente vi el árbol meciéndose hacia un lado, y salté antes. Pensando, con justa razón, que para cuando el árbol estuviera ya en este lado, yo ya habría probado los “porrazos” antes de que hubiera mucha gente para verlo y reírse.

El tiempo, poco a poco, me ha ido dando la razón. Llevo 6 años en esto. En equipos integrados, hacer campañas memorables para clientes que se han atrevido a abrir su puerta a la gente… y ahora, de vuelta en McCann, ampliando el delivery de la agencia más grande de Chile, hacia una agencia Integrada desde los cimientos.

 

En todo este tiempo, siempre he notado que hay dos formas de ver la publicidad integrada: desde los digitales que empiezan a ver lo que hacen como Publicidad; y desde eso comienzan a integrar –un camino mucho más difícil, creo yo, porque vienen desde un lado más técnico y menos cercano a los gerentes de marketing,  acuñando conceptos como «Storytelling», que no es otra cosa que contar historias. Algo que hacemos en 30 segundos desde que la publicidad es publicidad-… y los otros. Los que vimos el mundo digital maravillados por las pantallas, desde lo «análogo»; y nos llevamos el Storytelling, la retorica y la facilidad de contar historias hacia el mundo binario. Un mundo un tanto más incomprendido, difícil y precario… pero que es el mundo donde viviremos tarde o temprano, así que la resilencia es una necesidad.

 

No es fácil hacer publicidad que no es publicidad. Salir de tu zona de confort, de tus 30 segundos y tu gráfica en El Mercurio para pisar terreno resbaloso y mutante. Dejar de pensar en retórica y canciones pegajosas, para meterte de verdad  (¡¡¡de verdad!!!) en la cabeza de la gente. En sus pasiones y necesidades.

Pensar en digital es pensar en tecnologías; pero pensar en Integracion es pensar en experiencias. Experiencias increíbles. Únicas. Que van más allá de una interrupción o algo que no te pedí.

 

Beauty Inside debe ser el trabajo más maravilloso que he visto en todo este tiempo. Creado por Toshiba e Intel, hizo que un problema de la marca (Intel; un chip que nadie ve), fuera parte del leitmotiv de la historia –contada por “capítulos”, por entregas; cual libro renacentista-: un tipo llamado Alex, con una extraña condición: despierta siendo siempre otra persona. A veces mujer, a veces hombre. A veces gordo, a veces guapo. Y esa «condición» tiene tatuado de manera tan sutil como genial, el «lo que importa va dentro» de Intel.

 

Pero ahi no queda todo. Y ahí está su genialidad: El solo hecho de que el tipo despierte siempre siendo alguien random, da pie para empezar a crear esta «experiencia» de la que hablo: y hacer de una película maravillosa, con actores de primer nivel, un fantástico casting global. Buscando a los «extras». Los «Alex» que pululan por toda la historia.

Una idea fantastica. Un «storytelling» brillante. Y un contenido brillante, que une la verdad de la marca, con una experiencia genial para la gente.