El futuro de la computación 3

Antes me reía de los que veían unboxings de productos de tecnología. Hoy, es mi placer culpable. Me compré el Samsung Tab S6 hace varios meses, y ahora que salió el S7 (muerde el polvo, iPad), igual lo miro de reojo…

Pero anoche salió por fin el precio y fecha de un gadget que estaba esperando hace muchisimo rato. Y que no veo la hora de probar:

Me encanta la tecnología; y me obsesiona la evolución de nuestros tablets, celulares, relojes, computadores. En una epoca en la que ya pasamos el beta de 4 meses y, sí, se puede trabajar sin oficina. Sin tacos. Sin mucho mas que, justamente, tus gadgets.

$1,300 dólares y llega a mediados de Septiembre. Bueno ya.

Por eso me pregunto si este aparato nuevo, este «tablet / Xbox / celular / mini computador», nos acerca más aún a la oficina virtual perfecta. Se ve increible. No tiene la pantallita plisable de plastico (no, Samsung, un cristal de ese grosor, no es un cristal); sino que dos pantallas que interactuan entre si. Con giro de 360 grados… y se ve bastante digno para trabajar. Pero me obsesiona el tema. Mi Mac desde que lo compré tiene un problema grave de batería (hice todo lo que el Genius me dijo; nada);y no he podido encontrar 3 dias de corrido para llevarlo y quedarme sin forma de trabajar. No me atrevo a armar presentaciones ni a cambiarlas siquiera, con mi tablet.

Es este el futuro de la computación, por fin? En septiembre lo veremos.

AirPods Pro: review a 1 semana.

Lo he comentado varias veces en mi blog: por años fui un fanático absoluto de Apple. Pero como suele pasar con las empresas creadas por un visionario, cuando este desaparece, el alma se va. Y con Apple, la partida de Jobs y luego la de su jefe de diseño el año pasado, eso mismo pasó: una manzana cada año más sosa; mientras Android y Google y Microsoft empiezan a dar pasos más y más firmes.

Por eso deje mi iPad y cambie al Samsung Tab S6. Y todavía no me arrepiento. Pero a la hora de cambiar mis AirPods (que obvio que a los 3 años estaban programados para dejar de funcionar bien), probé primero con unos Marley de madera espectaculares… pero no. No es solo cosa de sonido. Es cosa de comodidad. Y ahí los AirPods son los reyes. aunque no me apuraría tanto con los Pro.

Pero vayamos por partes: el primer y más notorio cambio de los AirPods Pro (y los comparo con los míos, que eran de primera generación), es que son un poquito más cortos y tienen una gomita en la punta, para la cancelación de ruido. Al probarlos, se sienten un tanto más incómodos. Los AirPods originales caben suavemente dentro de la oreja, pero estos nuevos van a presión con la gomita. Y eso es lo más difícil. Y es que probé los tres tamaños que vienen en la caja, e hice el demo de sonido de la aplicación, pero ninguno de los tres me quedó del todo cómodo. A los 10 minutos hasta son un tanto molestos. Y aunque presionando el bastón y pasando de modo transparente (cuando el micrófono externo hace que escuches el ambiente) a cancelación de ruido parece casi brujería, creo que el único momento donde realmente los preferiría a mis antiguos AirPods, es en un avión. En la normalidad de una charla por Zoom o viendo algo en mi tablet (que ojo que es android, y funciona perfecto; el único tema es tener un iPhone para programar que hace cada botón, al inicio); prefiero la comodidad de los antiguos. Más cómodos porque después de un rato ni me acuerdo que los tengo puestos, y más cómodos también porque sacarlos de la caja es mucho más simple. Lo leí varias veces pero ahora que lo probé en carne propia, me doy cuenta de que sacarlos de la caja es un cacho.

En segundo lugar (y esta es una discusión que tenido con varios Amigos, mal que mal es un gadget de 200 Lucas), el sonido está bien, pero tampoco es lo mejor que escucharás en tu vida. Podría decirse que son casi iguales que los AirPods antiguos, pero con la gomita el sonido lo escucharás más puro. Obvio. Hay varios videos de expertos hablando del Tema…

…y el resultado siempre es el mismo: No suenan increíble, pero el resto de specs hacen que se olvide un poco el asunto.

Al final del día, creo que me hubiera quedado con la segunda generación de AirPods normales. Pero el precio no es tan distinto, y esto se cargan inalámbricos como mi iPhone. Así que espero que la incomodidad de las gomitas sea algo pasajero y me acostumbre. Si es así, me parece un decente upgrade. La cancelación de sonido no es algo nuevo en la categoría, pero si se agradece en un gadget que está perfectamente conectado con tu Apple TV, tu Mac o incluso con tu tablet Samsung si sabes hacerlo. Es un buen upgrade. Decente. Solo decente. Solo apenas. Cómo nos ha estado acostumbrando la manzanita los últimos años.

Pagarías 200 Lucas por la comodidad de su forma, el bloqueo de sonido y la conexión perfecta con el ecosistema Apple? En pandemia, con zooms todo el día, un mes de bencina y tag me parecieron razonables. Normalmente? No sé. De verdad que no sé.

El futuro de la computación

Fui un Apple boy por años de años. Desde que Leo Prieto me mostró el primer iPhone que llegó a Chile, luego el iPad que me llegó desde Estados Unidos (y que me valió una entrevista en CNN por ser el primer chileno en tenerlo, jaja)… la verdad es que Apple, el inventor del smartphone que conocemos hoy, me tuvo en su ecosistema por años. Hasta que poco a poco se fue quedando atrás. Subiendo cada vez más los precios. Y eso, como a muchos, me hizo empezar a mirar para el lado.

Hoy, tengo un Chromecast en mi tele, conectado con el Google Home Mini de mi velador («Ok Google, ver Dracula en TV»; y automáticamente parte la serie, donde la dejé y en el idioma que elegí). Mientras Siri, asumo que porque «aprende» mucho menos que Google cada día, sin capacidad bilingüe, con muchos menos usuarios y preguntas diarias como el gigante de las búsquedas tendrá x segundo… se va quedando más y más atrás.

Pero el ecosistema (iPhone, iPad, Apple Watch, Apple TV en Apple; Google Home, Android, Chromecast para Google), está siendo también empujado por algo que se nos viene rápido: el Home office, la movilidad y la necesidad de andar con un aparato fácil y práctico para tele-trabajar. Algo que, para Apple, tiene forma de iPad Pro.

El iPAD OS es claramente una mejora impresionante en la forma de relacionarnos con el iPad como el «futuro de la computación»… pero a mi al menos esto del iPhone a 1 palo y el ApplewatchGate que sufrí hace unos años, me hizo dar un paso hacia atrás y pensar realmente qué es, para mi, el futuro de la computación.

Y el teclado tipo «caja de huevos» del iPad Pro, claramente no lo era.

Así que empecé a investigar más a Android. Sobre todo ahora, que tiene una interfaz más y más parecida a la de iOS… Y esto fue lo que encontré:

Primero, que SAMSUNG le hace las pantallas a Apple. Y, claro, se quedan con lo mejor: Amoled para Apple, Super Amoled para ellos mismos. Un punto para Samsung

Segundo, y esto es heavy, que Youtube, al ser de Google (dueños de la plataforma Android), también se deja lo mejorcito para ellos: Videos con el codec de 1400 pixeles y 60 cuadros, en lugar del máximo en Apple: 1080 y 40 cuadros. En simple, no importa si la pantalla del iPad Pro es mejor que la de Samsung (que no lo es): por codec, no puedes ver mejor que 1080 a 40 cuadros en YouTube, en Apple. Kaboom.

Solo con esto en mente, se me ocurrió empezar a ver alternativas al iPad Pro… y me topé con esta maravilla: el Samsung Galaxy Tab S6. Que, oh sorpresa, venía con lápiz y teclado por el mismo precio de sólo el tablet. Y más gigas que el iPad Pro.

Pros: El trackpad es de verdad. No una caja de huevos. La pantalla es una maravilla. Corre impresionantemente bien el Outlook 365.

Cons? El chip de Apple es un poco mejor (si juegas se nota); y obvio que no está en el ecosistema de Apple (apps, iCloud). Pero tiene el asistente de Google y, de verdad, no he echado de menos ninguna App desde que hace rato uso más y más Outlook y google. Los juegos que juego, también están en Google Play.

Y LA RAZÓN DE ESTE POST! El futuro de la computación es liviano. Movil. Simple. Va más allá de un celular y menos que un laptop. Y el teclado, el lápiz (oculto detrás, no se cae ni se pierde), la forma simple y la capacidad de trabajar de verdad en el Samsung Tab S6, a mi que toda la vida he usado Mac, me funciona increíble. Con un editor de videos bien decente, un lapiz maravilloso y una integración con Outlook 365 superior.

(ironicamente, sacada con mi iPhone)