iKids

Cuando llego de la oficina, Nicolás -el de 4- es el primero en recibirme. Luego de la Mopa, claro. Y lo primero que me dice no es «hola, papá»… Sino, «préstame tu iPhone?» Asi que para que les cuento cuando me llego el iPad. Vi que sus manos se abrían y cerraban solas. Al verlo, me preguntó «ahora el chico es mío?» Corte a 3 días después, y ya se peina completamente con el sistema, que por lo demás es muy parecido al iPhone. La gran gracia, su tamaño, hace posible que use aplicaciones que le permiten pintar con los dedos, o jugar juegos de mesa -el de jockey, como esas mesas del Lets Fun es una de sus favoritas. Ayer bajamos el libro interactivo de toystory, que además le permite pausarlo y hacer que cada hoja se vuelva blanco y negro para pintar con los dedos. Increíble. Esto lo encontré en @trendhunter y ya no me sorprende. Solo cabe preguntarse, si esto es el presente… Como es el futuro?!
Trends via TrendHunter.com.