Semana bipolar

Odio esos días que te succionan el litio de la sangre.
El lunes feliz, empilado por el Gym. Ensaladita, todo bien. En la pega todo ordenado, trabajando a full y aún así llegando temprano para estar con los niños. Luego una de esas sesiones de «Sex and the City» (le regalamos la serie completa a la Romi para el día de la madre, así que tengo como para unos meses), un picoteo light y durmiéndonos temprano.
En la mañana, energizado. Desayuno en la cama con los niños, la mañana agradable…
Pero cruzo la puerta de la office y se viene todo negro. Puros atados, desordenes, urgencias absolutas, reuniones eternas… El Yang, al Ying que venía trayendo.
Así que ni alcancé a ir al gimnasio, escuché toda la mañana puros problemas… y toda la buena onda se me tapó tanto como la rica vista del cielo gris que tengo en la ventana.
En fin. Hay que darle nomás. A ver si este mini-finde me devuelve el litio robado.

2 comentarios sobre “Semana bipolar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s